¿Por qué migrar a la nube? Los beneficios que los argentinos no están viendo hoy

6 de Septiembre de 2018
La opinión de Gustavo Domínguez, Sales Engineer para la región SOLA

El escenario de negocios se ha vuelto cada vez más desafiante para las compañías, que se han visto obligadas a reestructurar el modelo con el que se sentían cómodas y a salvo, para incorporar procesos y estrategias innovadoras que les permiten seguir siendo competitivas. Además, la figura de los empleados de las empresas exige una experiencia ágil, veloz y digital para realizar sus tareas laborales.

En este contexto, la migración del software y de las aplicaciones de una empresa a un espacio remoto y virtual conocido como la nube, toma el protagonismo. Sin embargo, el escenario en Argentina actualmente no es el mismo. De hecho, de acuerdo con la investigación Movilidad Empresarial que llevó a cabo Citrix en 2018, más del 50% de las compañías no utiliza servicios de nube, de los cuales la mitad coincide en que esto se trata de que tienen suficiente infraestructura.

Hace algunos años ni siquiera podíamos pensar la posibilidad de que toda la estructura de servidores de una empresa estuviese almacenada y resguardada en un espacio que no se puede ver, ni tocar. Hoy en día, pensar en cloud computing confiriéndole sólo el ahorro de algunos metros cuadrados de oficina, es un grave error.

Uno de los beneficios que conlleva el almacenamiento en la nube es la posibilidad de integrar el proceso de transformación digital como una pieza clave en la estrategia de negocios de una compañía, adaptándose rápidamente a las necesidades empresariales en constante cambio y evolución. En este sentido, es posible administrar los servicios y actualizaciones de manera simple y práctica, a la vez que se reduce la inversión de los costos fijos de mantenimiento al contar con una estructura unificada.

Además, según la misma investigación de Citrix, del 42% de compañías que sí utilizan servicios en la nube, el 65% opinó que desde que se hizo la migración el acceso a datos o servicios es más fácil. Esta es una clara ventaja de trabajar sobre un modelo basado en la nube, ya que la entrega y administración segura de escritorios y aplicaciones permite un control centralizado de los datos y accesos.

De este modo, es posible optimizar la experiencia no sólo para los encargados de IT, sino también para los empleados que reciben la información que precisan de manera simple y ágil. Mientras que la plantilla se flexibiliza, la empresa retiene los talentos: todas las tareas laborales pueden realizarse desde cualquier lugar, mediante una computadora o un dispositivo móvil, sin notar diferencia alguna con el trabajo usual dentro de la oficina.

Es importante considerar que no todas las compañías e industrias son iguales, y que la migración a la nube en cada caso conlleva un proceso totalmente distinto. Es por eso que existen soluciones que permiten que la transición se realice conforme las particularidades de cada organización, ofreciendo la forma más sencilla y flexible de combinación de nubes privadas, nubes híbridas o información on-premise.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores